10 beneficios del árnica

El árnica, también conocida como “tabaco de la montaña”, es una planta medicinal que sus beneficios son tan variados como sus elaboraciones.

Esta planta de origen europeo ha sido utilizada por diversas culturas a lo largo de la historia de la humanidad, de la más antigua que se tiene registros fue el antiguo Egipto.

Como sus beneficios y preparaciones son tan diversos, aquí te presentamos 10 de los más importantes.

1.- Excelente desinflamatorio.
EL árnica, gracias a sus propiedades desinflamatorias, es excelente para tratar golpes, hematomas, dolores e hinchazones. Si se aplica una pomada mediante un ligero masaje en la zona afectada, ayudará a bajar la inflamación y favorecerá la circulación de la sangre nuevamente.

2.- Evita la aparición de moretones.
Si sufriste un golpe o una fuerte caída, puedes utilizar una pomada que contenga árnica para evitar la aparición de moretones y mitigar el dolor.

Sólo hay que aplicar suficiente pomada en el área afectada y dar un ligero masaje, lo que ayudará a relajar los músculos y evitará la formación de los molestos e incómodos moretones.

3.- Combate las contracturas musculares.
Si eres una persona que se ejercita o de edad avanzada, que padece contracturas musculares, una aplicación constante de árnica en el área afectada ayudará a desinflamar los músculos, a favorecer la circulación y combatirá el dolor, dejando una sensación de alivio y relajante.

4.- Combate el acné.
El árnica no regula el exceso de producción de grasa, sin embargo, sí ayuda a combatir la inflamación causada por las erupciones del acné.

Se recomienda utilizarlo, para disminuir el dolor, la irritación e inflamación causadas por las erupciones del acné en la piel.

5.- Es un gran antiséptico.
El árnica es utilizado como un gran antiséptico natural, es decir, que previene y combate la formación de algunas bacterias.

Es recomendable utilizarlo en el tratamiento de heridas pequeñas y medianas, evitará la formación de algunas bacterias, facilitará el flujo de sangre y desinflamará el área donde se aplique.

6.- Facilita la cicatrización.
El árnica por sus efectos antiinflamatorios y propiedades desinfectantes, facilita el proceso de cicatrización de la piel, sólo hay que aplicarlo de manera constante en el área afectada.

7.- Previene las várices.
Varias pomadas que tienen como base natural la flor de árnica, pueden ayudar a tratar la aparición de várices en brazos o piernas, sólo hay que aplicar y masajear el área deseada y sus nutrientes naturales y la temperatura de la pomada, ayudarán a restablecer en gran medida la circulación de la sangre, aliviando el dolor y la inflamación.

8.- Auxiliar en el tratamiento de artritis e inflamaciones reumáticas.
Estudios elaborados por compañías farmacéuticas han probado la eficacia de la pomada con árnica.

Recude el dolor y combate la rigidez provocadas por las artritis y las inflamaciones reumáticas.

9.- Auxiliar en quemaduras leves.
Por su efecto analgésico y desinflamatorio, el árnica se ha utilizado en muchas preparaciones para el tratamiento de quemaduras leves en la piel e irritaciones causadas por picaduras de mosquito o sarpullido.

Su aplicación directa aliviará el dolor y bajará la inflación de la quemadura.

10.- Cuidado de la piel en general.
El árnica se utiliza también para combatir la aparición de arrugas, la resequedad de los labios, la pronta cicatrización de rasguños y heridas pequeñas.

Si quieres gozar de las propiedades de ésta planta, adquiere A’uch, que contiene lo mejor del árnica.

Adquierela aquí.

Deja un comentario