Cuidados para una piel expuesta a radiación

La radiación creada por el ser humano, como los rayos X, puede ocasionarnos problemas de salud a largo plazo. Por ello, es importante realizar un tratamiento antes y después de exponernos a ella.

Si recibiste radioterapia como parte de algún tratamiento es importante que protejas tus células sanas aun después de concluído.

  • Evita el agua caliente

El agua extremadamente fría puede quemar de igual forma que la caliente. Utiliza agua templada para bañarte.

  • No te talles en exceso

El procedimiento al que te expusiste dejó tu piel sensible, si la tallas solo conseguirás maltratarla. Aplica jabón en una esponja suave y aplica la espuma. Es importante que no dejes caer directamente el agua a presión sobre la zona que recibió radiación. Si todavía es visible es enrojecimiento enjuaga con la misma esponja.

  • Hidratación constante

Utiliza cremas que contengan Aloe Vera como L’ubaye la cual equilibra tu PH, ayuda a la producción de células nuevas y a la producción de colágeno.

También puedes ocupar A’loemille que además de Aloe Vera contiene manzanilla lo cual ayudará a desinflamar y aliviar la piel irritada. Para aliviar la piel roja aplica un poco de crema sobre una esponja para rostro y aplica en pequeños toques sobre la zona a tratar.

  • Viste cómoda

El uso de ropa preferentemente de algodón ayudará a reducir la fricción con tu piel.

Recuerda que antes de utilizar cualquier crema o producto debes preguntar a tu doctor, sobre todo si aún estás en tratamiento. ¡Ama tu cuerpo!

Deja un comentario