El hierro y su importancia en tu cuerpo

Muchas veces hemos oído hablar de la importancia de consumir hierro, pero no sabemos cómo actúa en nuestro cuerpo y tampoco de dónde se obtiene.

El hierro es un mineral necesario para tu crecimiento y desarrollo, pues es el encargado de transportar el oxígeno de los pulmones a las distintas partes de tu cuerpo.

Mujeres en embarazo

Los grupos de riesgo son especialmente mujeres en edad fértil o en estado de gestación, niños, adolescentes, personas de la tercera edad y deportistas.

Quizá no nos detenemos a pensar en la verdadera importancia de esta sustancia, hasta que presentamos algunos de los trastornos que provoca su deficiencia. 

La falta de hierro te hará sentir cansada, tener uñas quebradizas, una piel pálida, pérdida de concentración y podrías tener menor resistencia al realizar trabajos pesados.

Si eres mamá, podrías notar la falta de hierro en tus hijos porque comienzan a tener bajo rendimiento escolar, pierden el apetito y su crecimiento no es el adecuado.

La anemia, es quizá, uno de los padecimientos más comunes. Te provoca cansancio, dificultad para respirar, mareos, dolores de cabeza o latidos cardiacos irregulares. 

Las mujeres que se encuentran en edad fértil, pierden mes con mes, grandes cantidades de sangre a través de la menstruación, lo que significa un descenso en los niveles de hierro que deben reemplazarse inmediatamente.

Una mujer embarazada también requiere de grandes cantidades de hierro para evitar que el bebé nazca con bajo peso o de forma prematura, en casos más severos,  puede frenar su desarrollo cerebral. 

¿Qué alimentos debes consumir?

Si quieres tener buenos niveles de hierro en tu sangre, los expertos te recomiendan llevar una dieta que incluya carnes magras, mariscos y aves.

Fuentes de hierro

Otros alimentos que puedes incluir son cereales, frijoles, lentejas y espinacas, así como las nueces y otros frutos secos.

¡Pero no te confíes! Aunque muchos de los alimentos que se consumen a diario contienen hierro, el cuerpo sólo absorbe alrededor del 10%, por lo que es recomendable consumirlos con otros productos ricos en vitamina C, como kiwis, zumos de frutas cítricas, de tomate, etc. 

Evita consumir café o té después de comer alimentos ricos en hierro, porque bloquean su absorción.

Exceso de hierro

Es importante que no exageres con la ingesta diaria de hierro, ya que si tu cuerpo obtiene más de lo necesario pudieras presentar malestares gástricos, estreñimiento o vómitos.

En casos severos, diversos órganos pudieran presentar fallas en su funcionamiento.

Para saber cuánto hierro hay en tu cuerpo, basta un examen de sangre, pero recuerda que siempre debes llevar tu salud de la mano de tú médico.

Deja un comentario