La cúrcuma: El secreto milenario de los pueblos orientales

La Cúrcuma longa es originaria de la India y se usa, desde hace miles de años, como una de las principales especias en la gastronomía oriental, la cúrcuma es una planta fácil de cultivar, y por sus beneficios para la salud y la preservación de alimentos se ha convertido en una de las especias más versátiles que existe en la actualidad.

Un rizoma (tallo subterráneo con varias yemas) es la raíz de la cúrcuma compuesta por cúrcumina, la parte que se utiliza y en donde hay mayor cantidad de sus nutrientes. El rizoma es parecido a la raíz de jengibre y tiene un poder antiinflamantorio. También estabiliza los niveles de azúcar en la sangre y es antioxidante.

Más de 9 mil estudios clínicos han analizado sus beneficios; todos sostienen sus resultados positivos. Además, contiene vitaminas como la C, la B6 y la B3, hierro, zinc, selenio y manganeso.

Propiedades de la cúrcuma
Las propiedades de esta planta le dan su importancia medicinal y curativa reconocida desde la antigüedad y que se basa en:

  • Digestivas y antioxidantes: es un antiácido natural que actúa contra la acidez estomacal evitándola y reduciendo sus molestos efectos en el aparato digestivo.
  • Antiinflamatorias: posee valiosas propiedades antiinflamatorias por eso es uno de los tratamientos naturales más beneficiosos para aliviar procesos contra la artritis.
  • Carminativas: evita los gases o flatulencias.
  • Protectoras: la cúrcuma tiene propiedades protectoras con el hígado (renoprotector).
  • Antidepresivas: tiene compuestos estimulantes para el sistema nervioso y crea reacciones en el estado de ánimo.
  • Anticancerígenas: su alto poder antioxidante (curcumina) hace que sea un suplemento nutricional indicado para prevenir procesos cancerígenos o para ayudar a recuperar la salud cuando el proceso ya está instaurado.

 

¿Para qué se usa la cúrcuma?
La cúrcuma tiene diferentes usos que tienen beneficios para el organismo. Por eso se utiliza en la elaboración de suplementos alimenticios.

  • En la cocina: en polvo es un ingrediente muy usado como condimento en platos de arroz, pasta, carnes y pescados, incluso es un sustituto del azafrán o del colorante alimentario.
  • En infusiones: generalmente se mezcla con otras plantas con propiedades medicinales para obtener una infusión agradable de tomar.
  • En concentrados: en formato gotas se suelen mezclar en zumos o bebidas para enriquecerlas
  • En jarabes: suele mezclarse con zumo de limón para obtener propiedades adelgazantes y antioxidantes.
  • En suplementos: en forma de cápsulas o polvos se utiliza en suplementos alimenticios para enriquecer la dieta diaria.
  • En aceites: el aceite de cúrcuma aplicado sobre la piel actúa como calmante en inflamaciones reumáticas o contracturas musculares.

 

Sin duda un suplemento alimenticio que no te puede faltar en tu alimentación y que Ebrerbral tiene para ti, conócelo aquí y comienza a usarlo de la siguiente manera:

-Aplicar directamente sobre la piel para la cicatrización de las heridas. Funciona como un efectivo tratamiento para la cicatrización.

La Cúrcuma es muy efectiva en la prevención y curación del cáncer de piel, lesiones de la piel e infecciones bacterianas.

-Consumir la cúrcuma te ayuda en el tracto gastrointestinal, pues consigue un efecto beneficioso tanto a nivel físico como funcional.

-La Cúrcuma es un poderoso anticancerígeno.

Si necesitas más información sobre este ingrediente, escríbenos y con gusto te ayudaremos.

Deja un comentario