¡Píntale la raya a las várices!

Esas venitas inflamadas y torcidas que casi siempre aparecen en las piernas y que seguramente te han hecho esconderlas, desafortunadamente nos afecta más a las mujeres. La mayor parte se da por los cambios hormonales, pero no es la única causa, también influyen factores como:

  • Genética: 50% de quienes las padecen tienen algún familiar con el mismo problema.
  • Edad: A mayor edad, mayor probabilidad de tenerlas. Se estima que afectan a una de cada dos personas mayores de 50 años.
  • Embarazo: Porque el crecimiento del feto incrementa la presión en las venas de las piernas. La buena noticia es que mejoran entre los tres y los 12 meses después del parto.
  • Sobrepeso: Porque agrega presión adicional a las venas.
  • Falta de movimiento: Al permanecer mucho tiempo de pie, sentada o en la misma posición, las venas se ven forzadas a trabajar más para impulsar la sangre hacia el corazón.

 

Actividades que te ayudan a mejorar la salud de tus piernas.

  1. Hacer ejercicio: Mantenerte en movimiento beneficia la circulación y mejora el tono muscular.
  2. Usar agua fría: Mete tus piernas en agua fría (no helada) para que las venas se contraigan. Hazlo por 30 segundos máximo.
  3. Elevar las piernas: Cuando estés sentada. También hazlo al acostarte, asegúrate de que tus piernas lleguen por arriba de la altura del pecho.
  4. Adiós a la ropa apretada: Evita las prendas muy ajustadas en la cintura, la parte superior de los muslos y las piernas. Lo único apretado que puedes usar, son las medias de compresión.
  5. Evitar los tacones: Aunque te encanten, procura usarlos por periodos cortos. Los de tacón bajo pueden ayudar a tonificar los muslos de la pantorrilla.
  6. Cepillado en seco: Esta técnica beneficia la circulación de la sangre.

Si conoces alguna otra forma de disminuir la apariencia de las várices, no se olviden de compartirla.

En Ebrerbal tenemos un producto que te ayuda con este problema. La crema hidratante para piernas Labenne, activa la circulación disminuyendo la inflamación. Desvanece las venas pequeñas o “arañitas” y previene la aparición de várices con el paso del tiempo.

Chécala aquí